Blog

GUARDIÁN DEL MAR

ANIOL ESTEBAN. Es el director de la Fundación Mariles, que se dedica a realizar acciones para la conservación del mar Balear. Cree que no hay prosperidad económica sin conservación del medio ambiente y destaca la riqueza biológica marina como potencial del archipiélago

“Conservar el medio es prosperidad”

oriol11

Aniol Esteban (Barcelona, 1975) es el director de la Fundación Marilles, dedicada a la conservación de la mar Balear. Nacida el julio del 2017, la fundación espera poder facilitar y canalizar acciones de colaboración entre la sociedad civil y el sector privado de las Islas Baleares que aborden con eficacia las presiones a las cuales está sometido el entorno marí.la suya visión, misión y orientación estratégica se basan en un estudio exploratorio inicial y en muchas conversas, reuniones y talleres celebrados con representantes de múltiples sectores.

Esteban es licenciado en Biología por la Universitat de Barcelona, realizó la maestría en Economía Ambientado a la University College de Londres y obtuvo la diplomatura de posgrado en Cultura por la Paz y Resolución de Conflictos en la Universitat Autònoma de Barcelona..

Formó parte durante tres años de Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) como economista explicando los beneficios de preservar el medio natural y también ha trabajado a la WWF Mediterranean Programme en captación de ONGs a la Mediterránea, a la Agencia Sueca del Medio ambiente, al Instituto Oceanográfico de Lisboa, al Acuario de Barcelona y en proyectos de la Unión Europea sobre investigación en biodiversidad. Además, organizó campamentos del mar a la Costa Brava durante cinco años.

Formó parte durante tres años de Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) como economista explicando los beneficios de preservar el medio natural y también ha trabajado a la WWF Mediterranean Programme en captación de ONGs a la Mediterránea, a la Agencia Sueca del Medio ambiente, al Instituto Oceanográfico de Lisboa, al Acuario de Barcelona y en proyectos de la Unión Europea sobre investigación en biodiversidad. Además, organizó campamentos del mar a la Costa Brava durante cinco años.

Después de quince años en el Reino Unido, Esteban llegó a Mallorca el septiembre del 2017 con sus tres hijos y su mujer Sarah, que también trabaja en temas ambientales: “Es una maravilla volver al Mediterráneo ” . Durante su tiempo libre, le gusta hacer deporte, pasar tiempo con la familia y amigos y estar cerca de la mar, ya sea zambulléndose con las ojeras y tubo en apnea, navegar, buscar bichos bajo las rocas en pequeñas balsas litorales o probar la pesca: “Soy muy mal pescador, la pesca es mucho más que coger pescados”. Se describe como un optimista de tipo, apasionado por el mar, diplomático y abierto a escuchar todos los puntos de vista.

Pregunta.- ¿Qué es la Fundación Marilles?

Resposta.- La Fundació Marilles és una nova iniciativa que vol transformar Balears en un referent mundial de conservació del medi marí i costaner. Per aconseguir-ho, vol demostrar que és possible conciliar la prosperitat econòmica amb un mar i una costa en molt bon estat de salut. Contribuïm a la gran feina que s’està realitzant a Balear. Creamos un fons per a la conservació del mar Balear per finançar projectes i convidam individus, fundacions i empreses a formar part d’aquest fons. També desenvolupam estratègies conjuntes per tenir el màxim impacte pel que fa al finançament de projectes i la seva implementació. Finalment, construïm un nou relat sobre la conservació del medi marí que sigui positiu, inclusiu i centrat en solucions.

P.- Cuando, por qué y de la mano de quien se creó la Fundación Marilles?

R.- La Fundación Marilles se creó el julio del 2017 después de dos años de investigación y análisis. Fue impulsada por la Fundación Adessium, establecida por la familia Van Vliet el 2005. Después de muchos años veraneando en las Baleares, la familia vio como su estimado mar Balear estaba sometido a una fuerte presión y deterioro. Además, todo y la gran cantidad de dinero que había a las Islas, muy poco se destinaba a la conservación del medio marino. Después de una experiencia de diez años en la filantropía con la Fundación Adessium, la familia decidió que había llegado la hora de pasar a la acción y fue en 2015 cuando Adessium encargó un estudio base para analizar la situación. Un año después tomaron la decisión de establecer la nueva fundación, que se registró oficialmente el año pasado.

P.- Cuál es vuestro objetivo?

R.- Trabajar con todos los sectores de la sociedad balear, como pescadores, centros de investigación, administraciones, sector privado, ONGs y ciudadanos, para identificar soluciones e intervenciones que mejoren el estado de los habitados marinos y costeros en las Islas Baleares. Las prioridades por los cercanos tres años son mejorar la efectividad de las áreas marinas y protegidas, así como de las reservas de pesca, ayudar a construir la flota de pesca más sostenible de la Mediterránea y fomentar una cultura marina y costera a la sociedad balear trabajando con el sector educativo y el sector turístico.

P.- Cuál es la situación del medio marino y la costa de las Islas Baleares?

R.- El medio marino a las Baleares es un tesoro en peligro. Sigue siendo uno de los ecosistemas marinos más ricos de la Mediterránea, pero está bajo una fuerte presión que hay que revertir. Las principales presiones sueño múltiples: la pesca profesional y recreativa, la contaminación, la construcción a la orilla del mar, la presión demográfica y náutica, el cambio climático y las especies invasoras.

P.- Cuáles son los principales problemas actuales?

R.- Creo que hay tres temas muy calientes en el debate público balear que no se pueden obviar: plásticos, posidonia y el modelo de turismo. Los tres tienen implicación sobre el medio marino y los tres tienen soluciones. Hay que crear plataformas de diálogo para actuar en las tres líneas porque todo el mundo coincide en que los plásticos son un problema, en que la posidonia es un hábitat excepcional que hay que proteger y en que la calidad y la experiencia del visitante se reduce cuando se encuentra en un ambiente de masificación. Este último tema es delicado, pero es importante crear un ambiente donde podamos hablar de la problemática del turismo y la masificación sin ser acusado de ser una persona que va en contra del turista.

P.- Qué necesita el mar Mediterráneo para reducir los niveles de contaminación?

R.- Hace falta una estrategia consensuada en el Mediterráneo que ponga incidencia sobre la prevención de la contaminación, como la reducción de plásticos desechables, y que incentive una buena acción por parte del consumidor. Esto se podría llevar a cabo con iniciativas que favorezcan la implementación de sistemas de regreso con envases de plástico. Es importante tener ejemplos de ciudades y regiones que han conseguido reducir los niveles de contaminación para que actúen como modelos e inspiración para el resto de la región. Las Islas Baleares son un buen laboratorio para experimentar en este sentido. Además, desde Marilles queremos ayudar a que se consolide como una región pionera en este tema.

P.- Cómo afecta el turismo a la protección del Mediterráneo?

R.- El turismo o la creciente afluencia de turismo a las costas mediterráneas impacta a muchos niveles. Por un lado, impacta al consumo de recursos como el agua, la energía y la pesca. También aumenta la generación de residuos, sobre todo plásticos; hace presión sobre la infraestructura, que tiene que llevar a cabo vertidos de aguas sucias, e implica la erosión de hábitats vulnerables, como dunas y comunidades vegetales litorales. La regresión de las praderas de posidonia también tiene un vínculo con la presión demográfica, ya sea por el vertido de aguas sucias.

P.- Cómo se puede tener cura del entorno marino sin renunciar a los ingresos que proporciona este turismo?

R.- Hay que huir de la falsa dicotomía entre conservación del medio natural y prosperidad económica porque sin la primera no tienes la segunda. Los ingresos económicos y la prosperidad económica a medio y largo plazo dependen de un medio natural en buen estado. La calidad de las aguas, de las playas, de los fondos submarinos, las poblaciones de pescados y la riqueza biológica marina juega un papel clave en gran parte de la actividad económica. Hay que hacer visible esta dependencia, adaptar la actividad económica y crear un contexto que haga competitivas las soluciones sostenibles enfrente las que tienen menos impacto. Uno de los proyectos que estamos comenzando es una descripción de los beneficios que el mar y la costa balear aportan a la economía balear.

P.- Com es gestionen les zones marines protegides?

R.- Baleares es una región pionera del Mediterráneo y me atrevería a decir que también lo es de Europa en cuanto a las zonas marinas protegidas y reservas de pesca. Tiene una base fantástica sobre la cual construir y un potencial enorme. Para mejorar la efectividad de las zonas marinas protegidas hace falta una mejor vigilancia y seguimiento, pero también implicación de los ciudadanos en su conservación. Todos, ya sean pescadores, escuelas, ayuntamientos, hoteles o comercios, tenemos un rol. El reto es que las zonas marinas protegidas o reservas marinas son un término abstracto que se hace difícil de comunicar con la gente. Desde la Fundación Marilles queremos fomentar este orgullo de reserva promoviendo múltiples actividades que acerquen a la gente a la reserva. De este modo queremos contribuir que todos los ciudadanos sientan más suya la reserva marina.

P.- Podria explicar els beneficis que la participació ciutadana aporta en la conservació del medi marí?

R.- La implicación ciudadana es esencial para lograr una buena conservación del medio marino. No tan sólo como fuente de ideas y soluciones, sino que implicar la ciudadanía en la identificación de soluciones y proyectos ayuda a su aceptación e implementación, haciendo más viable que funcione a la práctica.

P.- Qué pueden hacer todas aquellas personas interesadas al colaborar para reducir el impacto humano al entorno marino?

R.- Los ciudadanos pueden ayudar de muchas maneras. Como consumidores, pueden ayudar eligiendo productos de bajo impacto, evitando las botellas de plástico o plásticos desechables, y pidiendo a tiendas, supermercados y comercios una mejor oferta de productos sostenibles. Por ejemplo, yo cada vez que paso por el aeropuerto de Palma pido la instalación de fuentes públicas. Como ciudadanos implicados, podemos participar en actividades de mejora del medio marino, como en la limpieza de playas, o programas de investigación de ciencia ciudadana, como los ofrecidos por observadores del mar. Esta es una manera de hacerse sentir ante el sector público y privado para pedir la implementación de soluciones. Necesitamos más personas que quieran actuar proactivamente como embajadores de la mar balear. Creo que nuestra línea de trabajo para #promover una cultura marina y costera generará más oportunidades para la implicación ciudadana en la conservación del mar.

P.- Cuál es el impacto de la pesca profesional sobre el entorno marino?

PR.- La pesca es uno de los impactos más evidentes sobre el medio, pero también hay que decir que es un sector que está en peligro y hay que repensar el modelo pesquero y de flota a las Baleares. En cuanto a los impactos, si se pesca más de la cuenta ponemos en riesgo la capacidad de pescar y la sostenibilidad del recurso. La pesca de rossec es la que tiene un impacto más fuerte sobre el fondo marino y afecta la diversidad de hábitats y especies. Además, genera muchas emisiones de carbono. También tenemos que hablar de la pesca de artes menores, como el tresmall, que también genera un impacto fuerte, puesto que la parte desplumada de la red puede causar daños sobre el fondo litoral y también puede generar descartes.

P.- Y de la pesca recreativa?

R.- La pesca recreativa tiene un impacto muy importante, pero desgraciadamente no hay bastante datos para cuantificarlo. Es evidente que hay un número a la alza de pescadores recreativos y, gracias a los avances tecnológicos estos cada vez son más eficientes con las capturas. A muchos nos gusta ir a pescar, es un placer del cual no queremos prescindir. Aún así, hay que gestionarlo mucho mejor. Tener mas información es esencial para favorecer una mejor gestión.

P.- Qué proyectos estáis preparando por este año?

R.- Tenemos varios proyectos en gestación, pero uno de los que tenemos más avanzados y al cual hemos dado prioridad es calcular el valor económico que los ecosistemas marinos y costeros aportan a las Baleares. También hemos comenzado conversaciones con representantes de todos los sectores para diseñar proyectos conjuntos para la mejora de las reservas marinas e implicar a la juventud y al sector turístico en la conservación del medio marino.

P.- Quin futur creu que tendrán l’entorn marí i la costa de les Balears?

R.- Creo que tendrán un buen futuro. Después de muchas conversas, creo que hay mucha receptividad por parte de muchos sectores para que el entorno marino y la costa de las Baleares sea todavía más bonita del que ya es. Ahora se trata de transformar esta energía y buena predisposición en acciones concretas y financiación para que no queden en palabras y se haga realidad.

Fuente "Periódico El mundo/El dia de Baleares"